Desde que existe la humanidad, siempre ha buscado cómo comunicarse y brindar a otras generaciones lo necesario para vivir y actuar sobre el mundo. Han sido varias las formas y los medios: Gestos, acciones, sonidos, palabras, todo a través de un proceso de aprendizaje espontáneo.
   

    Hoy podemos hablar de un aprendizaje mucho más significativo, considerando la existencia a través del tiempo de los medios educativos y la producción de recursos, quienes facilitan todo el proceso de enseñanza aprendizaje, donde el diseño se fundamenta muy especialmente en la planificación de los materiales didácticos, donde las TIC juegan uno de los papeles más importantes para el conocimiento y la formación, de las personas.
   

   Por lo anterior, la producción de recursos y desarrollo de medios educativos debe ser la principal herramienta para el proceso formativo de los educandos, donde el Diseño instruccional, como “el proceso sistemático de traducir los principios de aprendizaje e instrucción, en planes para materiales y actividades instruccionales”. Smith & Ragan ( 1993) cumple un gran e importante papel.
   

    Ahora bien, el modelo ADDIE (Analisis, diseño, desarrollo, implementación y evaluación) de los materiales de aprendizaje y las actividades, conlleva a la comprensión de la enseñanza desde el qué, el cómo y el con qué, a través de unos pasos básicos sujetos a cambios según las necesidades de la instrucción. Donde cada fase puede ser evaluada a medida que se avanza en la siguiente, pues el producto final de una es el producto de inicio de la siguiente. McGriff (2000)Afortunadamente, contamos con el acceso a un sin número de tecnologías para la producción de diseños instruccionales, donde citar a Merrill (2002) es importante, con los principios que plantea que llaman a la resolución de problemas del mundo real.
   

   Por otro lado, en el modelo Kemp, Morrison y Ross, se plantean 9 pasos para el diseño: Identificar los problemas educativos, examinar la características educativas, identificar el contenido del tema, indicar objetivos para el estudiante, secuencia de contenidos, diseño de estrategias de instrucción,, planificar el diseño de la instrucción, desarrollar instrumentos de evaluación, seleccionar recursos de apoyo.
   

   Ahora bien, al realizar un contraste de ambas propuestas, considero que las dos son muy importantes y válidas, el modelo ADDIE se caracteriza por ser rectilíneo, ser poco flexible, tener poca sistematicidad y ser cerrado, mientras que el MRK es flexible, holístico, cíclico, dinámico, amplía el modelo ADDIE y actúa según las metas de los alumnos.
   

   Por todo lo anterior considero que es el modelo MRK el que trabaja más ampliamente el diseño instruccional, teniendo en cuenta aspectos propios del aprendizaje, las características de los educandos y sus necesidades, asumiendo la toma de decisiones sobre las instrucciones y la flexibilidad de adaptar y/o modificar.